Clilstore Facebook WA Linkedin Email
Login

This is a Clilstore unit. You can link all words to dictionaries.

COOL - Transcripción vídeo El Grafeno

 

De un hecho fortuito se ha descubierto un material que puede revolucionar el futuro de la humanidad. Si no conocías del grafeno, te aseguro que no lo olvidarás.

El grafeno es un material que proviene del grafito, el mismo con el que se crean las minas de los lápices. Y, como la mayor parte de descubrimientos, el grafeno apareció casi por casualidad: resulta que para obtener el grafito más puro, los investigadores solían pegar una cinta celo y arrancarla, hasta que un día uno de ellos decidió analizar qué restaba en esta cinta y, al verlo, se dio cuenta de que ahí yacía un nuevo material compuesto por átomos de carbono e hidrógeno, ordenados en forma de panel de abeja, lo que hace que tenga unas impresionantes características:

Alta conductividad térmica y eléctrica.
Alta flexibilidad y dureza: el grafeno es 200 veces más duro que el acero, incluso más duro que el diamante
Resistencia: el grafeno es el material más resistente del mundo.
Una gran ligereza: como la fibra de carbono pero más flexible.
Es transparente.
Menor efecto Joule: se calienta menos al conducir los electrones.
Gracias a sus increíbles características, ya se van conociendo algunos de sus usos y de sus funcionalidades, aunque está claro que en el futuro aparecerán muchas nuevas.

Procesadores más rápidos. En breve los procesadores serán mucho más rápidos que los actuales. A día de hoy, los procesadores suelen perder energía en forma de calor, pero gracias a las características del grafeno, se podría aprovechar esta energía para mejorar su rendimiento y, al no calentarse, tampoco bajaría su rendimiento con el paso de las horas. Para que os hagáis una idea, los procesadores de silicio, a día de hoy, pueden alcanzar una potencia de 40 GHz (gigahercios), mientras que si reemplazamos el silicio por el grafeno, se podría llegar incluso a alcanzar los 1000 GHz de potencia: nada más y nada menos que 25 veces más potente.
Pantallas táctiles y flexibles. Con el grafeno también se podrían crear pantallas flexibles y transparentes. Estas estarían compuestas, por un lado, por una capa luminosa de tecnología OLED que mostraría la imagen y, por el otro, por una lámina de grafeno que protegería esta capa y que se encargaría de reconocer nuestras indicaciones táctiles. Entonces… ¿se podrían fabricar unas lentillas de realidad aumentada?
Baterías de larga duración. Por otro lado, el grafeno podría ayudar a desarrollar un nuevo tipo de baterías, que aumentaría por 10 su capacidad y su velocidad de carga respecto a las baterías actuales. De este modo, aumentará considerablemente el tiempo de uso de nuestros dispositivos.
Cámaras fotográficas más sensibles. Actualmente las cámaras convencionales captan la imagen mediante un sensor que se encarga de convertir la luz que llega en señal digital. Ahora, gracias a la sensibilidad del grafeno, podríamos conseguir sensores capaces de captar una imagen con mejor calidad en condiciones de poca luz. Además, estos sensores de grafeno consumirían 10 veces menos energía y serían 5 veces más económicos. Al fin, ¡fotos decentes por la noche!
Cables de alta velocidad. También se ha descubierto que el grafeno podría transportar información 100 veces más rápido que la fibra óptica actual. De este modo revolucionaría el mundo de las telecomunicaciones.
Pintura que absorbe energía. ¿Paneles solares? Una tecnología tan moderna como esta podría quedar obsoleta con la llegada del grafeno. Y es que este material es capaz de absorber la energía del sol y transformarla en energía útil, y todo con un peso muy inferior. ¿Os imagináis todas las paredes de los edificios recubiertas de grafeno?
Medicina. En el campo de la medicina, el grafeno podría emplearse para mejorar los tratamientos contra el cáncer. A día de hoy, el tratamiento actual consiste en eliminar las células de la zona afectada, tanto las malas como las buenas; pero con la ayuda del grafeno se podrían eliminar únicamente las células malignas y, por lo tanto, se lograría un tratamiento menos agresivo.
Biotecnología. Por otro lado, en el terreno de la biotecnología, se podrían hacer implantes que sustituyan a los tejidos dañados, dado que una de las características del grafeno es que es conductor de la electricidad, este sería el candidato perfecto para reemplazar los circuitos dañados. Por lo tanto, se podrían realizar implantes de retina que devuelvan la vista a los pacientes que la hayan perdido. Y si todo esto no os ha parecido suficiente todavía, hemos dejado para el final una de sus mejores características. Resulta que unos investigadores de la Universidad de Manchester han podido comprobar que el grafeno se puede autoreparar, vamos que Superman, el hombre de acero, quedaría obsoleto al lado de Grafenoman. Esto se debe a su composición de átomos de carbono e hidrógeno, los cuales se pueden encontrar en el aire; y es que al sufrir una pequeña rotura, el grafeno buscaría por sí solo los átomos necesarios en su entorno.
Sin lugar a dudas, cuando hablamos del grafeno, hablamos de unos de los materiales más revolucionarios y que puede marcar el futuro, tanto por sus increíbles características como por sus usos sorprendentes. De todos modos, hay muchas funcionalidades que todavía están por descubrir y que podréis conocer poco a poco en nuestra página web. Dicho esto, no olvidéis subscribiros a nuestro canal para estar a la última y no olvidéis tampoco enviarnos vuestros comentarios. ¡Hasta el próximo vídeo!

Clilstore Volver

Short url:   https://clilstore.eu/cs/8266